viernes, 3 de septiembre de 2010

El paranoico



Les ha pasado que por más que muchos digan que no, ustedes sienten que han sido víctimas de una estafa, o un robo? Hoy necesité sacar dinero de un cajero de Interbank y como no había ninguno, entré a una oficina de Western Union, donde había una sección de Interbank directo. Hice mi tramitación, pero no había red y pasé tres veces mi tarjeta de crédito y tres veces marqué mi contraseña. Luego el tipo que atendía preguntó si era cuenta de ahorro en soles, le respondí y finalmente dijo que no había sistema. Casi lo mando al carajo. Por supuesto, todo este ajetreo me pareció bastante raro.

Cuando salí, recordé que el tipo previamente a indicarme que pasara mi tarjeta de crédito, activó el sistema con una tarjeta muy parecida a la mía. Mis suspicacias al respecto aumentaron. Al poco rato me encontré con mis amigos y les conté lo ocurrido, y literalmente me dijeron que había sido un animal, y que probablemente la siguiente vez que quisiera retirar dinero no encontraría ni un sol. Me puse lívido. Pregunté si estaban seguros de lo que decían, insistieron que sí, y entonces decidí regresar al lugar y ver la manera de obtener más respuestas. Mis amigos, verdaderamente unos hijos de puta, me detuvieron diciéndome que me tranquilizara, que no pasaría nada. Lo hicieron con tanta convicción como burla que me calmé y fui con ellos a almorzar.

Debíamos hacer unas actividades en la tarde pero me sentía aún intranquilo. Fui al banco, retiré dinero, vi que todo estaba en orden con mi cuenta y tomé un respiro profundísimo. Luego me pregunté si acaso el tipo, de querer robarme introduciéndose en mis operaciones bancarias, ya sabía que, después de despertarme la sospecha, mi primera reacción sería ir al banco y ver si todo estaba en orden. De ser así, me crearía confianza y me lanzaría el golpe luego. "No será más astuto que yo", pensé y regresé al banco a sacar todo mi dinero. Cuando llegué a la ventanilla, le dije la cantidad que quería, que era exactamente la que tenía en la cuenta, y me dijeron que no tenía los suficientes fondos. Casi me vuelvo loco.

La cuenta está a nombre de mi mamá. Regresé a casa desesperado, le conté lo sucedido y fui al banco con ella. En ventanilla nos dijeron que todo estaba muy bien. Saqué el dinero. Aperturé una nueva cuenta. Mi mamá cambió la clave de la suya. Todo bien, yo sonriente, el cajero riéndose de mi sudor nervioso. Camino de regreso, mi mamá, así como felicitarme por la preocupación e imprecarme por el descuido, se burló de mí y me dijo que a veces me comportaba con un paranoico. Pero ustedes realmente creen que lo fui?

(Solo como dato: Interbank ya no tiene convenio con Western Union. Cualquier unión es una estafa. Ya ven, no estaba tan desquiciado)

No hay comentarios:

Publicar un comentario